Saltar al contenido

Schnauzer

Schnauzer

El Schnauzer estándar es un perro de tamaño medio que enseguida inspiró a los criadores a desarrollar otras dos razas de diferente tamaño:  el Schnauzer pequeño y el Schnauzer gigante.

Características del schnauzer

Adaptabilidad
Adiestramiento
Salud y cuidados
Ejercicio

No es de extrañar que los criadores quisieran duplicar este perro en diferentes tamaños para diferentes necesidades. Los Schnauzers estándar no solo son muy inteligentes y excelentes compañeros de familia, son apuestos, incluso aristocráticos, en apariencia. Reconocidos por sus habilidades de protección y devoción a sus familias, a menudo también se les describe como, un perro con cerebro humano.

Altura: de 43 a 50 cm de alto en el hombro
Peso: de 13 kg a 23 kg (30 a 50 libras)
Viven: de 13 a 16 años

Constituidos de forma cuadrada, esta raza de perro tiene una piel rígida y gruesa que desprende poco olor. Un signo inigualable y característico, digamos el sello distintivo de la raza es la apariencia de la cara, que incluye cejas arqueadas, un bigote y una barba rizados. Las orejas de ajuste alto son preciosas y se ponen rectas cuando se cortan (lo que no está nada recomendado puede producir infecciones y demás problemas) pero sus formas originales son en forma de V, llevadas hacia adelante con el borde interno de la oreja cerca de la mejilla.

Los Schnauzers estándar suelen tener un gran sentimiento por su dueño. Son ágiles, atléticos, y destacan en los concursos de agility gracias a su rendimiento. Su agilidad, el rastreo y el pastoreo son solo unas pocas de sus grandes virtudes, ya que los Schnauzers son perros muy versátiles. Son buenos cazadores y se han utilizado de forma similar al golden retriever tanto en tierra como en el agua. También son excelentes perros de pastoreo (pastores de ovejas y ganado), uno de sus trabajos originales era como perro de granja debido a su versatilidad. De hecho, muchos Schnauzers han ganado premios de cría en el American Kennel Club (AKC).

Schnauzer: Perro muy inteligente y leal

Con una fuerte herencia como perro de trabajo, también son excelentes perros guardianes. Los Schnauzers son perros territoriales, rápidos a la hora de ladrar ante cualquier cosa o situación que les perturbe. Tienen una estructura fuerte como si fuesen un perro mucho más grande, además son vigorosos en el desempeño de sus labores de vigilancia.

Su personalidad a veces es un poco traviesa, siempre se comporta de forma inteligente e inevitablemente digna. Aprenden rápido y quieren complacer a su amo, lo que los convierte en grandes perros para adiestramiento o para terapia. Cuando se socializan con niños desde pequeños, son un compañero excelente y cariñoso para los miembros más jóvenes de la familia.

La Inteligencia, la capacidad de entrenamiento, el coraje, la resistencia y la capacidad de adaptación a las condiciones adversas, lo hacen un can altamente desarrollado. El Schnauzer ha encontrado muchos lugares, en muchos campos que la gente experta en perros jamás hubiese imaginado: la búsqueda y rescate son unos de los más relevantes (se puede decir que realizan una gran labor social). Muchos de los estándares han demostrado ser sumamente buenos en este tipo de trabajos, su tamaño más pequeño les permite buscar en áreas que los perros más grandes y utilizados no pueden debido a su gran tamaño.

Los Schnauzers tienen personalidades fuertes y suelen ser cabezotas. Tienen una forma muy peculiar de determinar las debilidades del amo y ellos aprovecharán esas debilidades siempre que sea posible. Si no tienes cuidado y no les prestas especial atención, se convertirán en los dueños de la casa. Por eso, es una raza que requiere una orientación constante, consistente y firme por parte de los dueños.

Con todas sus habilidades innatas y una buena apariencia ¿es de extrañar que los criadores sintieran que un tamaño de esta raza de perro no era suficiente? Como modelo original, tanto para los Schnauzers miniatura, como para los gigantes. Los estándares son realmente la base de un gran legado en perros, adaptable casi seguro a cualquier entorno y situación.

Schnauzer cachorros

Historia y orígenes del Schnauzer

El Schnauzer tiene una larga historia en su tierra natal de Alemania. Basado en pinturas de los artistas renacentistas Rembrandt y Albrecht Durer, así como un tapiz creado en 1501 por Lucas Cranach el Viejo, es evidente que perros de este tipo han existido durante varios siglos.

Los Schnauzers se utilizaban para proteger a las familias de las granjas y al ganado, rebaños de ganado y ovejas, deshacerse de las alimañas (ratones y animales que residían en el campo) y proteger a sus dueños cuando viajaban al mercado.

Los criadores alemanes se interesaron en la estandarización de esta raza a mediados de 1800. En ese momento, se hicieron cruces con el gris Wolfspitz y los Poodles alemanes negros para producir un perro con un color y características propias de la raza actual.  Al mismo tiempo, los Schnauzers se cruzaron con otras razas para desarrollar primero el Schnauzer mini y más tarde, el gigante.

En sus primeros años y hasta finales de 1800, los Schnauzers se llamaban Pinschers Wirehaired. Primero fueron expuestos en el Tercer Salón Internacional Alemán en Hannover en 1879, y el ganador del primer premio fue un perro llamado Schnauzer. Un estándar de raza fue escrito en 1880 y el primer concurso especial para él se celebró en Stuttgart en 1890 con 93 perros.

Schnauzer sus primeros pasos como raza

En 1900, la raza se conocía como el Schnauzer, con un hocico único y característico de la raza.

Durante la Primera Guerra Mundial, los perros fueron utilizados para transportar correos y ayudar a los trabajadores de la Cruz Roja. También se usaron en Alemania para el trabajo policial.

Los registros indican que algunos Schnauzers fueron llevados a los Estados Unidos a principios de 1900 por las familias que emigraron allí y por los viajeros del mundo que se enamoraron de la raza en Alemania. La raza no fue importada en grandes cantidades, hasta después de la Primera Guerra Mundial.

El Schnauzer Club of América se formó en 1925. En 1933, el club se dividió para formar el Standard Schnauzer Club of América (SSCA) y el American Schnauzer Miniature Club.

Al principio, la raza fue clasificada como un terrier en los EE. UU., y así se sigue organizando el Schnauzer miniatura. Pero los alemanes siempre consideraron al Schnauzer como un perro de trabajo. Entonces, en 1945, el AKC reclasificó el Schnauzer estándar y lo colocó en el grupo de Trabajo. Hoy en día, el Schnauzer Estándar se ubica en entre las 155 razas y variedades reconocidas por el AKC.

Personalidad y comportamiento del Schnauzer

El Schnauzer tiene una inteligencia superior al promedio y es curioso, creativo y a veces terco en su forma de pensar. Se necesita una persona igualmente inteligente y creativa para mantenerse un paso por delante de él y se necesitará entrenarlo con firmeza y consistencia para conseguir el mejor resultado.

El Estándar y el resumen de este perro es: un perro cariñoso y protector de los miembros de la familia. Es territorial y te alertará sobre la presencia de extraños con una profunda perseverancia. Sin embargo, una vez que alguien visite tu casa, él también lo aceptará. Le encanta ser el centro de atención, como ya hemos recalcado, es un perro muy listo.

Al igual que con todos los perros, los Schnauzers necesitan una socialización y cuanto antes se produzca mejor. La exposición a personas diferentes, lugares de interés, sonidos y experiencias de todo tipo cuando son jóvenes harán un perro amigable y apto para llevarlo a cualquier sitio. La socialización ayuda a garantizar que su cachorro de Schnauzer crezca para convertirse en un perro completo.

Salud y enfermedades comunes en el Schnauzer

Los Schnauzers estándar tienen muy pocos problemas de salud. Sin embargo, se recomienda que todos los perros reproductores sean radiografiados (con rayos X) libres de displasia de cadera y que se analicen anualmente para la enfermedad ocular. El criador debería poder mostrarte algo que verifique que su padre tiene los ojos normales.

Los mejores accesorios para tu Schnauzer en oferta

Cuidado básico del Schnauzer

El Schnauzer es un perro adaptable y puede vivir cómodamente en un piso o en una granja de campo, siempre que haga suficiente ejercicio cada día. Sea cual sea su entorno, debería vivir en el hogar con su familia. Un jardín vallado es muy recomendable para estos perros, que saben saltan mucho y muy alto.

El Schnauzer necesita al menos una hora de actividad vigorosa todos los días. Él es un perro con mucha energía y necesita correr y pasear como mínimo tres veces al día, unos 30 minutos cada vez. También estaría genial llevarlo de paseo dos veces al día una media hora. Otras buenas formas de ejercicio para esta raza, es nadar, jugar a buscar y rastrear, jugar con un Frisbee o pelota y hacer largos paseos.

Comienza a entrenarlo cuando el Schnauzer sea joven y continúa reforzando lecciones a lo largo de su vida. Requiere un entrenador que sea paciente, firme y consistente y que responda mejor a las técnicas de refuerzo positivo, tales como recompensas de alimentos, elogios y juegos.

Aunque es inteligente y quiere que seas feliz, su idea de cómo deberían ser las cosas puede superar cualquier deseo de complacer al dueño.

Alimentación del Schnauzer

La cantidad diaria recomendada es de: 1 a 2 tazas de comida para perros de alto rendimiento, divididas en dos comidas.

La cantidad que coma el perro adulto depende de su tamaño, edad, constitución, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son individuos, al igual que las personas, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. Casi no hace falta decir que un perro altamente activo necesitará más comida que un perro muy vago.

La calidad de la comida para perros que compres también marcará la diferencia, cuanto mejor sea la comida para perros, más se destinará a alimentar a tu perro y menos problemas tendrá de todo tipo, vamos más lógico no puede ser, un buen pienso le ayudará a tener una vida mejor.

Mantén a tu Schnauzer en buena forma midiendo su comida y alimentándolo dos veces al día en lugar de dejar la comida todo el tiempo. Si no estás seguro de si tiene sobrepeso, hazle la prueba de la vista y la prueba práctica.

Primero, mira hacia abajo. Deberías poder ver una cintura. Luego coloca las manos sobre su espalda, los pulgares a lo largo de la columna vertebral, con los dedos extendidos hacia abajo. Deberías poder sentir, pero no ver sus costillas sin tener que presionar fuerte. Si no puedes, necesita menos comida y más ejercicio.

Comportamiento del Schnauzer con niños y otras mascotas

Robusto y enérgico, los Schnauzers pueden ser compañeros leales y cariñosos para los niños. Por lo general, se llevan bien con niños de todas las edades, jugando suavemente y amablemente.

Siempre enseña a los niños cómo acercarse y tocar a los perros, y siempre supervisa cualquier interacción entre perros y niños pequeños para evitar cualquier mordedura. Enséñale a tu hijo a no acercarse a ningún perro mientras está durmiendo o comiendo, o para tratar de quitarle la comida. Ningún perro, sin importar lo bueno que sea, debería dejarse sin supervisión con un niño.

Los Schnauzers estándar no son especialmente aficionados a los perros desconocidos y pueden ser agresivos con ellos, pero pueden llevarse bien con perros y gatos con los que se crían. Mantén a los ratones, ratas, hámsteres y mascotas similares lejos de él. ¡Su instinto de ser un cazador de ratas es innegable!

Schnauzer
Rate this post